Tipos de TPV: Todo lo que debes saber

En ocasiones anteriores se ha hablado de lo que es un TPV (Terminal de Punto de Venta) y algunos aspectos referidos a él, como sus componentes y para qué se utiliza, en términos generales. Sin embargo, existe una importante omisión al respecto. No todos los dispositivos pueden usarse para resolver las distintas necesidades. Existen algunos que se adaptan mejor o peor a las exigencias del usuario. En ese sentido, así como es amplio su rango de uso, también lo es la variedad de ofertas de aparatos disponibles. Cada uno con sus ventajas y desventajas de operatividad. Es momento de presentar una guía que permita conocer más acerca de las opciones que se tienen y cuál se adapta mejor a lo que de ellos se requiere. ¡Manos a la obra!

De acuerdo al modo de conexión del equipo, podemos clasificarlos en TPV que se conectan por:

  • Cable telefónico (ethernet).
  • De manera inalámbrica.
  • Por medio de tecnología Bluetooth.
  • Mediante red WiFi.
  • Vía GPRS, usando una tarjeta SIM.

Dependiendo de si la ubicación del operario, se puede requerir TPV fijos o móviles. También existen otras maneras habituales de distinguir entre las diferentes variedades:

Tradicionales o bancarios

TPV tradicional

Corresponde a los dispositivos de pago electrónico que son suministrados por una entidad bancaria para atender a la necesidad del solicitante. Son de renta y su propiedad no puede ser transferida del banco al operario. Suele cobrarse una comisión variable por pagos en tarjeta de crédito o débito. En ellos, además, se establecen penalizaciones monetarias hacia el operario al no superar un monto mínimo de facturación mensual. Son los equipos de uso más difundido en la actualidad.

Web o virtuales

TPV virtual

Esta modalidad es la que se presenta cuando las operaciones de compra no son presenciales, sino se realizan en un entorno virtual mediante tiendas en línea. Es lo que ocurre en el llamado e-commerce, en donde se utilizan pagos online para el cierre de intercambios comerciales. Este tipo de servicios debe ser contratado por el dueño del comercio electrónico.

Además, podemos distinguir entre: TPV de bajo y alto riesgo. Entonces:

TPV de bajo riesgo

En los terminales que operan bajo un riesgo mínimo, la probabilidad de que se produzcan devoluciones de cargos hacia el cliente es lo más baja posible. Su operatividad suele ser aprobada por los bancos con mayor frecuencia. En ellos se ofrece la posibilidad de verificación de las transacciones por parte del cliente, aumentando, de ese modo, la confiabilidad en los mecanismos de resguardo y protección ante posibles fraudes.

TPV de alto riesgo

A diferencia del anterior, la operatividad de estos dispositivos es autorizada solo en casos especiales en los que el volumen de transacciones y la naturaleza de la misma, según lo requiera. No suelen contar con los mecanismos de seguridad y protección antifraude que velan por la armonía en los intercambios comerciales.

TPV mixto

En esta modalidad hay un límite de referencia bajo el que se pueden realizar transacciones sin la necesidad de usar tarjetas que estén habilitadas para funcionar a través de los protocolos de seguridad que se utilizan en los TPV de bajo riesgo, es decir, sin que se realice la verificación y aprobación de la transacción por parte del cliente.

Móviles o portátiles

tpv portatil o movil

Esta variedad se distingue del resto por el uso de un dispositivo móvil, bien sea un equipo de telefonía móvil o una Tablet. El tipo de conexión que puede darse es a través de una red de datos móviles (requiere tarjeta SIM) o mediante una red WiFi disponible. Puede o no ser necesaria la vinculación con alguna entidad bancaria. A diferencia de la variedad tradicional, la comisión por transacciones no es variable, sino fija. Además, no existen penalizaciones por falta de uso. El equipo es de tu propiedad, no de algún tercero y, por tanto, se encuentra exento de la cancelación de cuotas o pagos extra. Asimismo, funcionan mediante la descarga de una aplicación que le otorga funcionalidad. Finalmente, cuentan con una serie de periféricos compatibles que ayudan a extender sus propiedades hasta hacerlo tan versátil como un equipo tradicional.

TPV Open Source (de código abierto)

Este tipo de equipo se refiere a aquellos en los que el software que emplea el dispositivo tiene un código fuente que es accesible a todo usuario. Esto es, un código que puede ser programable por el operario para adaptarlo de un mejor modo a sus necesidades, a las condiciones particulares de su entorno. Esto confiere una serie de ventajas sobre otro tipo de aparatos, pues permite una actualización más inmediata a entornos de exigencias cambiantes. También brinda una mayor libertad y disminución en el coste de actualización y adaptación. Además, la utilización de este tipo de programas permite disminuir, al momento de hacer la elección de adquisición de un terminal,  riesgos de obsolescencia asociados con la imposibilidad de introducir variaciones en el software original del mismo.

Otra ventaja de este tipo de aparatos es que cuentan con una amplia comunidad de desarrolladores que respaldan con nuevos avances o aplicaciones y que eliminan fallos de seguridad emergentes de un modo más expedito que en dispositivos que funcionen con software sujetos a licencia, y que, por tanto, dependen del grupo de desarrolladores pertenecientes a la empresa que suministra el programa.

Conclusiones

Se ha dado bastante información de interés en los párrafos anteriores. Se ha tratado de ser lo más detallado y a la vez dinámico posible. La idea ha sido ofrecer de un modo más completo lo que se necesita conocer para tomar la mejor elección posible. Abundan las opciones y las alternativas de escogencia. Está en manos de cada uno analizar y elegir qué dispositivo se adapta mejor a los requerimientos comerciales. Puede incluso complementarse el uso de uno u otro equipo con vistas a ofrecer la mejor alternativa de pago a los clientes. No cabe duda que la diferencia se reflejará en la optimización de resultados y una mayor ganancia.

Si te ha sido útil la información de esta publicación, no dudes en comentarla y compartirla con quien desees ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *